¿Hacemos un Telégrafo en tecnología?

Los alumnos de 3ª ESO han hecho una práctica con un telégrafo construido por ellos y mediante el código MORSE se han enviado mensajes, como se hacía hace más de 100 años, pudiendo así hacer un viaje al pasado para comprender el futuro.

 

Cada vez que se habla sobre cómo Internet provocó la gran revolución de los principios de la transmisión de datos y de la seguridad de la información, hay que recordar una cosa. Ha habido revoluciones anteriores, que fueron comparables a Internet en términos de magnitud. En este contexto, muchos hacen referencia a la prensa escrita y otros a la radio o a la televisión.

Sin embargo, al hablar de este tema sería más justo recordar al telégrafo. El telégrafo fue la primera tecnología que literalmente permitió la transmisión de datos, y el telégrafo eléctrico hizo uso de la señal eléctrica por primera vez con el mismo propósito.

El telégrafo empleó el código Morse, que se basaba en la utilización de señales largas (puntos y rayas) para cifrar letras y números. Eran los “unos” y “ceros” de aquel entonces.

Sin embargo, el código Morse no estaba basado en el sistema binario y no sobrevivió a la migración de la comunicación analógica a la digital. Aún así, fue el código Morse el que fundó los principios del uso de señales simples y fáciles de distinguir para cifrar mensajes.

Era suficiente sólo con comprender las propiedades, capacidades y lógica del sistema binario para poder convertirlo en la base de principios de la informática en la actualidad.

El telégrafo eléctrico constituye una de las primeras aplicaciones industriales de la electricidad del siglo XIX. Este precursor del teléfono, utiliza energía eléctrica y electromagnética.

La construcción de un telégrafo eléctrico simple se incluye dentro de la unidad didáctica del bloque de electricidad y electromagnetismo del 3º curso ESO.

Algunos de los objetivos de este proyecto son:

  • Conocer la importancia de la Tecnología en las comunicaciones.
  • Saber la importancia de la electricidad.
  • Entender los tipos de circuitos: serie y paralelo.
  • Conocer los símbolos eléctricos para realizar esquemas eléctricos.
  • Buscar información en las fuentes adecuadas.
  • Construir un prototipo a partir del diseño realizado.
  • Conocer el lenguaje Morse y valorar las ventajas de un lenguaje universal.

Aquí os dejamos un vídeo para que podáis ver la práctica